PALETAS CORRECTORAS


No son un maquillaje. Estos productos tienen como función unificar, aclarar y matizar la piel de una manera discreta y suave. Proporcionando un efecto luminoso y neutralizando antes de la aplicación del fondo.

Son ideales para corregir las irregularidades de la piel, para perfilar la cara, ocultar ojeras o el acné. Las sombras claras se utilizan para resaltar la piel y la sombras oscuras para perfilar el rostro.

Las paletas correctoras de Essens son ideales llevan FPS 20 y asegura una larga duración del maquillaje.


Los componentes fundamentales de las bases correctoras son:


El dióxido de titanio: proporciona la cobertura.
El talco y el caolín: absorben la grasa.


FORMAS DE PRESENTACIÓN:
Emulsión fluida: Ofrece una película lisa, mate y transparente.
En barra: Cubren más, y en su composición predominan las ceras, por lo que no son recomendables en pieles grasas o muy grasas.

MODO DE APLICACIÓN
Se aplica antes del fondo de maquillaje, en todo el rostro o en zonas como pómulos, rictus y ojeras. Se puede aplicar con esponja o con los dedos en pequeñas cantidades para conseguir un efecto luminoso. También se puede mezclar con el fondo de maquillaje para lograr más resplandor en el rostro.

CRITERIOS DE SELECCIÓN
Debemos elegir en función del resultado que queremos conseguir.
Blanco: Proporciona un aspecto transparente y luminoso.
Beige: Disimula imperfecciones y destaca las zonas de se aplica.
Rosa: Neutraliza el color en las pieles cetrinas (pieles amarillas verdosas).
Verdes: Disimula las rojeces de la piel (granitos).
Amarilla: Para pieles violáceas.
Malva: Unifica e ilumina el rostro, se recomienda para pieles cetrinas o cansadas.
Azul: Para pieles mates u oscuras, ilumina el tono y camuflar rojeces. Utilizar por la noche.